Facebook |  Twitter | LinkedIn  |  G+ |  YoutubeBlogger

Presentación

SOBRE LA CIRUGÍA ESTÉTICA

La cirugía estética persigue la mejoría del aspecto de determinadas zonas anatómicas de una persona desde un punto de vista exclusivamente estético, no funcional. Es decir, no son intervenciones estrictamente necesarias desde el punto de vista de la salud física.

Sin embargo, sus efectos sobre el bienestar psicológico del paciente pueden ser muy positivos, contribuyendo a un aumento de la autoestima y a la eliminación de determinados complejos que afectan negativamente a la calidad de vida de una persona.

Al ser una cirugía elegida por el paciente los estándares de calidad deben ser extremadamente altos, ya que puede prepararse con tiempo de forma minuciosa y realizarse sólo en los casos en los que el resultado anticipado vaya a suponer como mínimo una gran mejoría.

El hecho de que operemos solo a pacientes con un buen estado de salud y evitando las intervenciones muy prolongadas o agresivas permite eliminar virtualmente las complicaciones quirúrgicas o anestésicas severas, siempre que la intervención sea llevada a cabo por profesionales expertos y capacitados y en un entorno hospitalario adecuado.

En mi opinión, un buen resultado quirúrgico se define primariamente por la NATURALIDAD. Si una intervención estética “se nota”, es muy difícil que haya sido realizada correctamente. Para mí esto es extremadamente importante, y me alegra constatar en mi consulta que también lo es para la gran mayoría de mis pacientes.

Es privilegio y responsabilidad del paciente el elegir a el o los profesionales que le van a tratar. Por ello debe dedicar tiempo a seleccionar  cuidadosamente entre las diferentes opciones que se le planteen, teniendo siempre en cuenta aspectos como la formación y experiencia  de los diferentes cirujanos plásticos y la calidad y prestigio de la Clínica donde operan.

ACERCA DE ESTA WEB

Con esta web mi intención es transmitir a mis pacientes, o pacientes potenciales, información rigurosa y absolutamente actual sobre diversos aspectos de la cirugía estética que pueda completar sus conocimientos acerca de ella, y por tanto ayudarle a elegir un cirujano plástico si ese es su deseo.

Hago en ella especial hincapié en los procedimientos estéticos más demandados por mis pacientes: la Cirugía estética de la mama y la Liposucción, campos en los que se han producido avances muy importantes en los últimos años que han mejorado enormemente los resultados y disminuido las complicaciones postoperatorias.

Por último, menciono también dos procedimientos estéticos no quirúrgicos, el tratamiento con Toxina botulínica y los rellenos faciales con Acido hialurónico de última generación, que proporcionan excelentes resultados en pacientes seleccionados.

LAS CONSULTAS CON MIS PACIENTES

Mi PRIMERA CONSULTA con un paciente tiene una gran importancia. En ella se toma nota del estado de salud y antecedentes clínicos, se proporciona una exhaustiva información sobre el tema o temas consultados y se evalúa cuidadosamente la probabilidad de éxito de un tratamiento corrector, discutiendo con el paciente todas las posibles opciones y sus correspondientes ventajas e inconvenientes.

Para ello se precisa tiempo, habitualmente una hora, y una actitud abierta y sincera por parte del paciente respecto al motivo de su consulta. Durante toda su extensión el paciente es atendido por mí personalmente, apoyado por mi equipo de enfermeras, y puede desarrollarse íntegramente en inglés si el paciente así lo desea.

Considero que para conseguir un resultado que tanto mis pacientes como yo podamos considerar “excelente” es absolutamente preciso para mí entender con la mayor exactitud cuales son los objetivos del paciente, cual sería en su opinión su “resultado ideal”.

Porque dentro de un resultado NATURAL puede haber muchos matices diferentes, y mi labor como cirujano consiste en valorar, aconsejar y asesorar a mis pacientes, dejando muy claro cuánto puedo aproximarme a ese “resultado ideal” en el caso concreto de cada persona, y cuáles son los límites que su anatomía nos puede imponer.

Para ello, durante esta consulta muestro a mi paciente numerosas fotos de resultados quirúrgicos, seleccionadas en cada ocasión para que puedan ayudarle a entender mejor su caso concreto y los posibles problemas y soluciones existentes. También en este momento son bienvenidas las fotos aportadas por los pacientes para valorar mejor su opinión y entender más específicamente sus gustos personales.

Una vez aclaradas todas las dudas acerca de la cirugía se le entrega un presupuesto personalizado, una prescripción con las pruebas preoperatorias precisas y una mayor información por escrito acerca de la intervención, con el fin de garantizar al máximo la ausencia de problemas postoperatorios.

Si el paciente decide programar una cirugía conmigo debe ponerse de nuevo en contacto con mis secretarias para elegir la fecha que más le interese de entre las disponibles. Además concertará una nueva cita en consulta unos días antes de la intervención.

Esta CITA PREOPERATORIA es absolutamente esencial, ya que en ella se concretan los objetivos de la cirugía, que el paciente ha tenido tiempo de repensar y definir mejor en el tiempo transcurrido desde la consulta inicial. Una parte clave en este proceso es la valoración conjunta por parte de cirujano y paciente de fotos que el paciente aporta en esta consulta con sus “objetivos ideales de la intervención”, así como con “resultados no deseados”.

Tras establecer conjuntamente un objetivo quirúrgico muy claro, en esta segunda consulta se evalúa de nuevo al paciente de forma exhaustiva, se toman todas las medidas anatómicas necesarias y las fotos preoperatorias, se valoran las pruebas analíticas del estudio preoperatorio, se le entregan los Consentimientos Informados... Y en definitiva se provee al paciente de toda la información necesaria para llevar a cabo su intervención con la máxima seguridad y calidad.