Facebook |  Twitter | LinkedIn  |  G+ |  YoutubeBlogger

¿Cuál es la edad ideal para operarse de una Blefaroplastia?

No existe una edad ideal, ya que las alteraciones provocadas por el envejecimiento en los párpados (exceso de piel o grasa) pueden aparecer a edades muy diferentes en personas distintas.

Por tanto el mejor momento para operarse es cuando ya existe una afectación significativa, pero sin esperar a que el deterioro sea severo, sea cual sea la edad del paciente.

¿Me cambiará la expresión si me opero de los párpados?

Si la intervención está bien realizada eso no debe ocurrir nunca. Mi principal objetivo no es quitar una gran cantidad de piel y grasa, sino conseguir la mayor mejoría posible dentro de la máxima naturalidad.

Sin embargo, como consecuencia del trauma quirúrgico, al principio sí hay una alteración de la expresión cuando operamos los párpados superiores (este efecto es mucho menos marcado en los inferiores). A los 3 meses tendremos una recuperación casi completa, pero el párpado nunca estará al 100% hasta los 8 o incluso 12 meses tras la intervención.

¿Se me verá más joven tras la operación?

Si, pero el principal objetivo no es ése, sino corregir el aspecto triste, cansado, o soñoliento que ocasiona el exceso de piel y/o grasa en los párpados superiores e inferiores.

¿Me desaparecerán con la cirugía las patas de gallo?

No. La intervención elimina el exceso de piel y las bolsas de grasa de los párpados, pero no modifica las patas de gallo. Para ello debe recurrirse a técnicas complementarias como el Vistabel (Bótox, toxina botulínica), resurfacing con láser o peelings químicos, etc.

¿Cuánto tiempo me durará el resultado?

La duración del resultado es variable según los casos, pero siempre muy prolongada, y una persona operada estará toda su vida mejor que si no se lo hubiese hecho.

También depende de la edad a la que se practique la cirugía. Cuanto más joven se opere un paciente, más probable es que vuelva a tener cierto deterioro con el tiempo, ya que su esperanza de vida es mayor. En cualquier caso, la intervención puede repetirse en el futuro si el paciente así lo deseara.

¿Me quedarán cicatrices visibles?

Las cicatrices que deja una Blefaroplastia son muy difíciles de detectar, por su colocación y por la piel tan fina en la que se realizan. Por ello, en una intervención correctamente practicada nunca suponen un motivo de preocupación para los pacientes.

¿Qué es la Blefaroplastia “Transconjuntival”?

Es un tipo de Blefaroplastia del párpado inferior en el que la incisión se realiza en el interior de la conjuntiva ocular, dejando por tanto una cicatriz absolutamente indetectable.

Se efectúa sobre todo en pacientes más jóvenes, con nulo o leve exceso de piel y moderado o marcado exceso de grasa, y tiene una evolución postoperatoria mucho más rápida que la más habitual BlefaroplastiaTranscutánea” (con cicatriz externa bajo la línea de las pestañas).