Facebook |  Twitter | LinkedIn  |  G+ |  YoutubeBlogger

¿Desde que edad puede realizarse una Mamoplastia de aumento?

A partir de los 18 años, salvo que el pecho haya crecido durante el último año. En ese caso se debe esperar hasta que el volumen mamario sea estable.

¿Hay varios tipos diferentes de prótesis de mama?

Si, dentro de que las prótesis deben ser siempre de una marca que garantice la máxima calidad, pueden variar en su forma (redondas o anatómicas),  proyección (baja, media, alta o extra alta), superficie (texturizadas o lisas), relleno (gel de silicona más o menos cohesivo, suero fisiológico...), etc.

Dependiendo de la anatomía de la paciente y de sus objetivos estéticos, el cirujano elige el tipo de prótesis que mejor resultado dará en cada caso concreto.

¿Podré elegir la forma y el tamaño que desee?

Con las prótesis Redondas podemos elegir el tamaño pero tenemos pocas alternativas en cuanto a la forma de la mama, tendiendo a dar una forma poco natural al pecho salvo que pongamos volúmenes pequeños. Si utilizamos prótesis Anatómicas (“con forma de gota”), aparte del tamaño tenemos muchas más opciones para conseguir la forma deseada o correcta para cada caso, ya que la gama de implantes es mucho más extensa y nos permite elegir la prótesis ideal para cada paciente.

El objetivo en cuanto a la forma y tamaño deseados por cada paciente lo determinamos de una forma muy precisa mediante la valoración de fotos de diferentes mamas aportadas por la paciente en la segunda consulta (Cita preoperatoria).

Dentro de las prótesis de mama, ¿hay calidades distintas, o son todas parecidas?

Hay muchas marcas, de diferentes calidades y fabricadas en distintos países. Es decir, no da igual en absoluto implantar una prótesis u otra. Eso quedó aún más claro tras los problemas ocurridos con las prótesis francesas PIP.

Yo utilizo siempre implantes norteamericanos Natrelle (fabricados por Allergan, antes McGhan) por su calidad, trayectoria y amplia gama de Anatómicas, aunque las prótesis de Mentor también me parecen muy buenos productos.

Para más información ver www.allergan.com

¿Qué ventajas y desventajas tienen las prótesis anatómicas?

Las prótesis anatómicas (“en forma de gota”) son la generación más avanzada de implantes mamarios, y por tanto presentan numerosas ventajas sobre las redondas, más antiguas.

Son más resistentes a la rotura y tienen menos posibilidades de aparición de arrugas (Rippling), pero sobre todo tienen una forma mucho más natural y con una gran variedad de modelos, lo que en la práctica permite a un cirujano aproximarse mucho a la forma y volumen elegidos por la paciente.

Como desventajas, es una cirugía más difícil de realizar para el cirujano, y puede presentar una complicación que no ocurre en las redondas: la "Rotación" del implante. Ocurre cuando una prótesis se gira, lo que cambia radicalmente (a peor) la forma de la mama.

Sin embargo, con un cirujano experto y un buen postoperatorio por parte del paciente, esta complicación es muy rara (1% de los casos), aunque cuando aparece puede requerir cirugía adicional para solucionar el problema.

¿El postoperatorio es doloroso?

Colocar unos implantes mamarios por encima de los músculos del tórax (prótesis “Subglandulares”) nunca ha producido dolor postoperatorio, pero el hecho de elevar el músculo pectoral mayor (prótesis “Submusculares”) causaba por sí mismo un intenso y duradero dolor postoperatorio que provocaba bajas laborales prolongadas.

Sin embargo, desde hace años existe la posibilidad, según la técnica que emplee el cirujano, de tener un postoperatorio prácticamente indoloro (con solo sensación de tensión, agujetas y cierto cansancio) incluso con prótesis Submusculares. A las 48 horas la paciente comienza a hacer una vida casi normal (ducharse, conducir...) y a los 4-5 días puede empezar a trabajar en cualquier ocupación que precise un esfuerzo físico normal.

¿Cuánto tiempo tardaré en tener el resultado definitivo?

Aunque desde el primer momento el resultado vestida es evidente, la paciente tarda unas 5 semanas en estar perfecta con un bikini y unos 3 meses en estar casi perfecta desnuda. El resultado definitivo puede tardar hasta dos años en producirse, dependiendo de la elasticidad de los tejidos y de lo que tarden en distenderse.

¿Por qué debe realizarse la cirugía de Aumento mamario bajo Anestesia General?

Aunque técnicamente puede realizarse sin dificultad bajo Anestesia Local y Sedación, la Anestesia General nos permite conseguir mejores resultados, ya que evitamos la deformación que ocasiona el infiltrar en la mama una gran cantidad de Anestesia Local, lo que supone un grave inconveniente en una intervención que exige gran precisión a la hora de valorar la forma de la futura mama.

¿En qué posiciones, en relación al Músculo pectoral, pueden colocarse las prótesis?

Esencialmente, por delante (Retroglandulares) o por detrás (Retromusculares) del músculo Pectoral mayor. Casi siempre lo más correcto es implantar las prótesis tras el músculo, salvo en pacientes con un cierto sobrepeso o que deseen un resultado fuertemente artificial del polo superior, ya que la colocación Retroglandular tiene a producir resultados muy antinaturales y gran frecuencia de Rippling.

Existe otra técnica, llamada Subfascial, que intenta ser un intermedio entre las dos tradicionales. En mi opinión, y en la de la inmensa mayoría de mis compañeros, es una técnica absolutamente ineficaz, que no aporta ninguna ventaja y sí algunos inconvenientes, por lo que nunca la utilizo.

¿Qué incisiones pueden utilizarse para introducir una prótesis mamaria?

Esencialmente tres: Periareolar inferior (en el borde inferior de la areola), Submamaria (en el surco submamario) o Axilar (vertical en la parte anterior de la axila).

Habitualmente utilizo la vía Periareolar, que en mi opinión produce las mejores cicatrices (aunque exige una mejor técnica quirúrgica), pero en ocasiones empleo la Submamaria.

Nunca utilizo la vía Axilar. Técnicamente es tan sencilla como la Submamaria, pero en ocasiones la calidad de las cicatrices (incluso perfectamente realizadas) es mediocre y quedan situadas en una zona bastante visible.

¿Perderé sensibilidad en el pecho tras la intervención?

Tras la intervención las mamas pierden gran parte de la sensibilidad, que se va recuperando poco a poco a lo largo de las siguientes semanas o meses, pero un pequeño porcentaje de pacientes no llegan a recuperar la sensibilidad completa.

¿Es cierto que algunas incisiones provocan más pérdida de sensibilidad que otras?

La pérdida de sensibilidad que siempre se produce tras una cirugía de aumento mamario (y que en algunos casos no se recupera del todo) depende sobre todo del despegamiento que realizamos para introducir la prótesis (llamado “bolsillo”), y por tanto es más marcada cuando utilizamos prótesis de gran tamaño.

Si la cirugía está perfectamente practicada, la incisión que empleemos en la piel no influye en la recuperación de la sensibilidad, aunque una incisión Periareolar inferior realizada con una técnica deficiente puede aumentar la posibilidad de que aparezca esta complicación.

¿Qué es el “Encapsulamiento”?

El término correcto es “Contractura capsular”. Es la complicación
postoperatoria que ocurre cuando una prótesis se endurece, adopta forma esférica y se coloca más cerca del cuello.

La posibilidad de que ocurra depende fundamentalmente de la técnica quirúrgica y de la calidad de los implantes utilizados. Un cirujano excelente que implante unas prótesis de primera calidad tendrá un 2% de Contracturas capsulares (nunca menos), pero esta cifra puede ascender muchísimo con una cirugía deficiente y/o unas prótesis de baja calidad.

Es una complicación que casi siempre va a requerir la realización de una nueva intervención bajo anestesia general para corregirla.

¿Qué es el Rippling?

Son las arrugas, palpables o visibles, que pueden aparecer en el polo lateral o, mucho peor aún, en el interno tras una Mamoplastia de aumento. Se da con mucha más frecuencia en pacientes muy delgadas, grandes volúmenes, prótesis redondas y/o rellenas de suero y cuando se colocan las prótesis por delante del músculo pectoral.

Prácticamente siempre es una complicación que puede evitarse con una técnica quirúrgica adecuada.

¿Debo utilizar un sujetador especial en el postoperatorio?

Sí, la inmovilización de las prótesis durante el período postoperatorio es crucial para conseguir los mejores resultados. Por ello debe llevar un sujetador específico durante los primeros 15 días día y noche, y a partir de ese momento solo para dormir hasta los dos meses de la intervención.

¿Durante cuánto tiempo tendré que evitar que me dé el sol en las cicatrices?

Aunque puede recibir rayos UVA en ellas desde 2 meses tras la intervención, no debe tomar el sol directamente en las cicatrices hasta los 6 meses.

¿Cuándo puedo volver a hacer ejercicio físico?

Suave (andar…) desde el primer momento. Pero para reanudar el ejercicio más intenso debe esperar hasta los dos meses tras la intervención.

¿Debo darme masajes en el postoperatorio para prevenir la aparición de complicaciones?

No. Las modernas prótesis de cobertura texturizada están diseñadas para adherirse a los tejidos vecinos como si fueran un Velcro, con el fin de disminuir la posibilidad de aparición de una complicación llamada contractura capsular (“mama dura” o “encapsulamiento”). Si masajeamos el pecho en el postoperatorio impedimos esta adhesión, desperdiciando así la ventaja que nos otorga el uso de éstas prótesis y aumentando considerablemente el riesgo de contractura. Los masajes sí eran un tratamiento correcto y necesario con las antiguas prótesis de cobertura lisa, que hoy en día ya no se utilizan.

¿Las prótesis mamarias cambian el tacto del pecho?

Depende de la cobertura que tengan. Por lo general las mamas operadas son algo más tersas que las no operadas, pero en pacientes muy delgadas y con la piel muy tensa pueden ser claramente más duras.

En cualquier caso es difícil que “note” las prótesis alguien que desconozca su existencia, ya que la glándula mamaria de la paciente, con sus correspondientes irregularidades, cubre la mayoría del implante.

¿Podré dar el pecho en el futuro si lo deseo?

Las prótesis se colocan siempre posteriores a la glándula mamaria y no existe ningún inconveniente anatómico que impida la lactancia, aunque ello suele acelerar el deterioro de cualquier mama, operada o no.

¿Cuánto tiempo tras haber dado a luz debo esperar para operarme?

Un año tras el parto, y un mínimo de 6 meses desde el fin de la lactancia. De otro modo no estaríamos esperando a saber cómo queda finalmente la mama tras su evolución completa postparto, e incluso podríamos tener graves complicaciones por una posible reactivación de la lactancia tras el estímulo causado por la intervención.

¿Es mejor operarse antes de tener niños o por el contrario debo esperar para operarme tras tener todos los que desee?

La intervención puede realizarse en cualquier momento de la vida de una paciente. Si el pecho no está caído, se realiza una simple Mamoplastia de aumento. Si lo está, la intervención debe practicarse además una elevación de la mama (Mastopexia). De no hacerlo, tendríamos unas mamas más grandes, pero aún más caídas.

¿Las prótesis mamarias duran toda la vida, o hay que cambiarlas tras un periodo de tiempo determinado?

En la gran mayoría de los casos las prótesis mamarias de más alta calidad no se romperán a lo largo de la vida de una paciente, por lo que no es necesario cambiarlas de forma preventiva. De hecho, las dos mejores marcas de prótesis, Natrelle (antes Allergan - McGhan) y Mentor, ambas estadounidenses, dan a las pacientes garantía de por vida contra la rotura espontánea de sus implantes.

Si una paciente tuviera una rotura espontánea, ésta pasaría normalmente desapercibida y sólo se diagnosticaría por medio de una exploración ocasional (Mamografía, Ecografía o Resonancia Nuclear Magnética). En caso de rotura demostrada habría que sustituir la o las prótesis bajo Anestesia General o Local con Sedación.

Sin embargo, la mama (operada o no) es una estructura dinámica y cambia con el tiempo, el peso, la menopausia, los embarazos y lactancias… Esto puede hacer que un resultado considerado “perfecto” a día de hoy pueda no serlo con el paso de los años, y muchas de las pacientes que se han aumentado el pecho pueden decidirse en el futuro por una nueva intervención para afrontar dichos cambios.

En ese caso se debería aprovechar para cambiar los implantes para “partir de cero”.

¿Es cierto que las prótesis de mama pueden “explotar” en los aviones?

No, es imposible que pueda ocurrir una cosa así. Las prótesis actuales, especialmente las más modernas Anatómicas, son muy resistentes a la rotura incluso tras traumatismos importantes.

¿Cuándo puedo volver a hacerme Eco o Mamografías? ¿Se verán peor?

Puede hacerse una Ecografía mamaria (o una Resonancia Nuclear Magnética) en cualquier momento tras la intervención, pero no Mamografías hasta que pase al menos un año. Son bastante traumáticas, y si se realizan durante el primer año pueden provocar un desplazamiento o una rotación de la prótesis.

La visibilidad de la mama aumentada no cambia al realizar una Ecografía o una RNM, pero puede disminuir al hacer una Mamografía, por lo que deben de hacerse proyecciones especiales para minimizar este problema.

¿Hay alguna relación entre las prótesis y el cáncer de mama?

Ninguna. El hecho de llevar unas prótesis mamarias no influye en absoluto en la posibilidad de desarrollar o no un cáncer de mama. Un año después de la intervención la paciente debe realizarse alguna prueba de imagen mamaria (Eco y/o Mamografía, según los casos) y a partir de ese momento seguir con su rutina de diagnóstico precoz de tumores mamarios como si no estuviera operada.